CYBER-SEGURIDAD

Nuevos tiempos, nuevos riesgos

Actualmente, los riesgos del progreso vienen a través de vías más sofisticadas: la tecnológica ha abierto las puertas a mercados globales los cuales han roto las barreras nacionales, permitiéndonos acercarnos prácticamente a clientes en cualquier parte del mundo; sin embargo, esto conlleva a riesgos intangibles de los cuales podemos no ser conscientes y estar indefensos.

Junto con las ventajas de abrir nuestros negocios a internet y estar presente en todos los mercados posibles, lo cual es una necesidad de este tiempo, conlleva protegernos y asegurarnos de los posibles daños. Estas amenazas son una necesidad real y cada vez más en crecimiento. Se debe tener en cuenta que los daños se pueden presentar en:

1. La propia actividad

Sistemas informáticos. Pueden generarse daños por actos informáticos realizados dolosamente, malware, o robo de datos, etc.

Interrupción de la actividad. Si por un ciberataque no se puede mantener la actividad de la empresa necesitamos cubrir la pérdida de beneficios que se llegue a materializar.

Extorsión cibernética. Se necesita cubrir los posibles gastos necesarios para la protección de los sistemas informáticos y aminorar las consecuencias de una amenaza por extorsión cibernética.

Protección de datos. Gastos necesarios que surgen por la notificación que se ha violado la privacidad, y los gastos para restituir la imagen por sanciones de la Agencia de protección de datos, así como multas y sanciones por haber vulnerado la normativa de protección de datos.

2. Daños a terceros

Violación de la privacidad. Sobre cualquier tercero perjudicado, incluidos los empleados, por el robo o pérdida de información confidencial y datos de carácter personal.

Multimedia y publicidad. Los daños que lleguen a producirse por la publicación de contenido destinado al cuidado, custodia y control de la empresa asegurada, en formato electrónico, y que afecte al patrimonio del afectado.

Defensa y fianzas. Los gastos que se deriven del procedimiento judicial que siga como consecuencia de un siniestro cubierto en el contrato de seguro.

Se debe tener en cuenta, que un seguro puede gestionar adicionalmente:

  1. La restauración del software dañado y recuperación de datos,
  2. limpieza y descontaminación de los sistemas informáticos
  3. y restituir el control de acceso

Por muy buenos que lleguen a ser los sistemas de seguridad informática, los programas antivirus y las copias de seguridad, es difícil alcanzar la protección total; por ello un buen seguro servirá para resolver muchos de los problemas que puedan llegar a materializarse.

El seguro de CYBER es una protección adicional a su alcance, no se quede aislado del mundo por temor a lo externo, asesórese con nuestros especialistas.

Editado por:

Andrés José Daes Amado

Gerente Comercial

Howden Group